sábado, 31 de enero de 2009

¿Oportunidad o crisis?: Tu decides.

Quiero compartir contigo una historia que puede conozcas. Me la envió una gran amiga mía, y es muy ilustrativa de cómo la “mentalidad de crisis” nos envuelve y nos dejamos llevar por el lado derrotista de la situación, adoptando actitudes victimistas, en vez de reaccionar por el lado responsable y entusiasta para enfocarnos a la oportunidad. Yo creo que en ocasiones nos falta saber mirar hacia adelante con coraje y autoconfianza.

La historia dice así:
Había una vez una persona que vivía al lado de una carretera donde vendía unas ricas albóndigas con pan. Estaba muy ocupado atendiendo su negocio y por lo tanto no oía radio, no leía los periódicos ni veía la televisión.

Como el negocio marchaba bien, alquiló un trozo de terreno, colocó una gran valla y anunció su mercancía gritando a todo pulmón: 'Compren deliciosas albóndigas calientes'. Y la gente se las compraba. Aumentó la adquisición de pan y carne. Compró un terreno más grande para ampliar las posibilidades de su negocio, y trabajó tanto que dispuso que su hijo dejara la Universidad donde estudiaba Ciencias Comerciales a fin de que le ayudara.
Sin embargo, ocurrió algo muy importante; su hijo le dijo: "Viejo, ¿tú no escuchas la radio, ni lees los periódicos, ni ves la televisión...?.
Estamos sufriendo una grave crisis. ¡La situación es realmente mala; peor no podría estar!".
El padre pensó: 'Mi hijo que estudia en la Universidad, lee los diarios, ve televisión y escucha la radio, debe saber mejor que yo lo que está pasando...' Redujo entonces la compra de pan y carne, quitó la valla anunciadora, dejo el alquiler del terreno con el fin de eliminar los gastos y ya no anunció sus ricas albóndigas con pan. Y las ventas fueron disminuyendo cada día más. "Tenías razón hijo mío", le dijo al muchacho. "Verdaderamente estamos sufriendo una gran crisis".

MORALEJA: Dejemos de hablar de crisis. Hablemos sólo de establecer buenas relaciones, hacer buenos negocios, buenos trabajos y buenas tareas. Si nos programamos para fracasar, fracasaremos. Si nos mentalizamos para ganar, ganaremos. Es una simple elección personal. "Para ser exitoso no tienes que hacer cosas extraordinarias. Haz cosas ordinarias, extraordinariamente bien". ¿Qué eliges tú? ...tú decides.

Además, te propongo que te fijes un poco en tu manera de pensar tomando esta observación como referencia: "Las mentes brillantes manejan ideas, las mentes corrientes hablan de actualidad y las mentes mediocres hablan de los demás", …¿con qué mente te sientes más identificado/a?

Si quieres tener éxito (tú decides el significado de la palabra éxito para ti y tus circunstancias) te propongo en cualquier caso que reflexiones sobre estos tres pasos:
- Muévete a la posición mental y de circunstancias que te ofrezca mayores opciones/posibilidades de ganar
- Ajusta tus movimientos e iniciativas hacia lo que hacen/necesitan los otros
- Estate muy alerta a las ventanas de oportunidad que se te abrirán y que te brindan mayores probabilidades de ganar …y por supuesto ¡¡¡Pasa a la acción!!!

Lao Tse dijo: “Aquello que la oruga llama el fin del mundo... el resto del mundo lo llama mariposa”. Hace bien poco me sentía oruga; hoy por hoy me siento mariposa, ...por cierto, elegí y decidí GANAR.

Un afectuoso abrazo.

2 comentarios:

Alicia Alberola García dijo...

Enhorabuena por decidir ponerte en acción. Me encanta la mariposa en la que te has convertido.
Felicidades!!!!
Alicia Alberola
http://aalberolacoach.blogspot.com

BRIGIDA dijo...

La crisis supone la ruptura de una regularidad, que nos impide prever con anticipación los eventos futuros. Es consecuencia de una modificación inesperada, que nos provoca un estado de desequilibrio e incertidumbre. Normalmente se desencadena por una sucesión de cambios en el entorno o el medio ambiente de las personas.

Para los científicos, el indicador más acertado de la felicidad en la gente es la actitud y los pensamientos que asume respecto a los acontecimientos de su vida.

Por su parte, la Programación Neuro-Lingüística (PNL) nos dice que representamos las cosas en la realidad mediante las palabras, que forman pensamientos y que estos pensamientos generan energía e información en un espacio y tiempo.

Si todo proviene de la manera en la que percibimos y almacenamos la información, entonces ya puedes decidir qué hacer contigo cuando enfrentas un suceso que no esperabas o deseabas. Parece facil ¿verdad? entonces ¿por qué algunos se empeñan en verlo todo negro y tratar de convercerlos a todos? DEPENDE DE NOSOTROS