jueves, 24 de abril de 2014

La importancia de una gestión en positivo

¿TU EMPRESA ACCIONA EN POSITIVO O REACCIONA COMO PUEDE?
Tanto si eres empresario, director, dueño de una Pyme o de una Empresa Familiar, es normal que estés preocupado y ocupado de obtener beneficios, de mantener los niveles de rentabilidad, de idear estrategias de mercado de inversión o desinversión o de vender más.
Eso es la finalidad de toda empresa y de todo empresario: ganar dinero. En este artículo nos centraremos en mostrarte una de las fórmulas que incrementará tus resultados, pero que carece de connotación financiera alguna…
Hagamos una revisión de cómo visualizas las cosas desde tu óptica empresarial. Cuando piensas cuánto más podrías venderle a un cliente ¿piensas en las personas que forman parte de la cadena de producción? Cuando piensas cómo seducir al cliente para que elija tu producto en vez del de la competencia ¿piensas en las personas que forman parte del staff comercial? Incluso cuando piensas en la necesidad de crear o reciclar un producto ¿consideras a los creativos que llevan adelante este proceso? Cuando generas ganancias ¿tienes en cuenta la responsabilidad y confidencialidad de quiénes manejan tus inversiones?
Tal vez nunca lo hayas visto desde esta perspectiva, pero imagínate, que si gracias a ellos obtienes lo que obtienes, cuánto más podrías ganar si además sumas valor y haces brillar las individualidades y a los equipos.
En efecto, las estadísticas no me dejan mentir. Las personas motivadas rinden un 87% más que las personas carentes de motivación. Y, además, el 83% de los profesionales valora como imprescindible un buen ambiente de trabajo. Dos aspectos estrechamente ligados al pensamiento positivo.
No obstante, y más allá de las estadísticas, podría utilizar un ejercicio como viejo recurso situacional, apelando a tu memoria emotiva. Recuerda las últimas reuniones con tus responsables de área y jefes departamentales y trata de ser sincero contigo mismo:
¿Con quién te resulta agradable trabajar y con quién realmente se convierte todo en algo tedioso?
1. El eterno ofuscado: el negativo, el que le ladra a cada una de tus ideas y cree que cada cosa que dices es un artilugio innecesario que además le afectará a él y a su equipo en primera persona (ombligo del mundo).
2. El optimista incongruente: ese que parece actuar desde una premeditada obsecuencia y asiente a todo, aún sin que hayas terminado de plantear el desafío.
3. El indiferente en estado puro: ese que mientras está en la reunión entra en “stand by”, pues hará caso omiso a tus propuestas y oídos sordos a tus objeciones y a las de los demás.
4. El crítico de la crítica: aquel que objetará todo (incluso las objeciones), pero del que nunca escucharás algo constructivo, una iniciativa, o una idea cuanto menos, original. El “dígame de que se trata, que me opongo”
5. El positivo congruente: ese que cuestiona para construir, aporta para mejorar, genera espacio para escuchar a los demás, aplica la mirada desde la perspectiva general (en vez de la particular) y sabe que existen posibilidades en cada adversidad.
SI has optado por algunas de las primeras cuatro opciones, entiendo que deberías replantearte en algún momento tu manera de dirigir.
Si en cambio, coincides que el positivo congruente es el compañero, colega y/o superior ideal, entonces vamos por buen camino. El objetivo del ejercicio es hacerte reflexionar y pensar sobre cuál es la mejor forma de llevar adelante un proyecto, cuánto más y cuánto mejor es trabajar cuando las personas son cordiales, colaboran entre sí, aportan ideas, se escuchan mutuamente, sugieren mejoras y en respuesta reciben respeto, reconocimiento y feedback constructivo, todo ello desde una actitud positiva.
¿Cuánto puedes dar a las personas para mejorar cualitativa y cuantitivamente su desempeño (y consecuentemente, el tuyo)?
BENEFICIOS DEL ENTRENAMIENTO 
DEL PENSAMIENTO POSITIVO EN LAS PERSONAS.

· Incrementar la confianza en uno mismo. Soltar los miedos a equivocarse para acceder a nuevos aprendizajes.
· Promover la acción responsable. Abandonar la actitud derrotista y victimista.
·  Reflexionar. Reinterpretar la realidad y tomar conciencia de modelos negativos de pensamiento.
·       Redefinir modelos mentales. “Limpiar” los vicios de pensamiento que se evidencian inútiles.
·       Abrir la mente. Ampliar la perspectiva y experimentar.
·       Fomentar la humildad y la generosidad para con los demás. Neutralizar la actitud egocéntrica.

Y EN LOS EQUIPOS…
·       Fomentar equipos de trabajo saludables, equilibrados.
·    Favorecer la comunicación, la crítica constructiva y la discusión sobre la base del respeto.
·       Aumentar los niveles de cooperación y colaboración.
·       Crear una atmósfera ganar-ganar altamente estimulante.
·       Expandir y contagiar, regar el espíritu positivo.

 Y para ti, empresario, sólo una conclusión que cae más que por defecto, por efecto: los equipos que entran en acción desde el pensamiento positivo están más inspirados y por lo tanto, producen más, venden más, invierten mejor, fidelizan más, cooperan más y se sienten más comprometidos con los proyectos.
Al finalizar los talleres en abierto, solicito a los asistentes que puntúen en una escala del 1 al 5 el nivel de utilidad y aplicabilidad de lo expuesto a su día a día profesional. El 90% de las puntuaciones oscilan entre 4 y 5. También solicito a los asistentes que puntúen del 1 al 5 si los responsables de sus empresas prestan atención a estos temas, y en el 85% de los casos, las puntuaciones oscilan entre 1 y 2. La conclusión final da que pensar: Los responsables de las empresas están ignorando un tema que de ser abordado, sería aplicado de forma inmediata en el día a día.
Plantearse estas condiciones es ganar en calidad de gestión, clima laboral, mayor productividad y en contar con personas más satisfechas en su desempeño y en su arte de pertenecer. Lo contrario es seguir asumiendo un coste de “no-calidad” que, desde la actitud, imacta directamente en la cuenta de resultados.
Tienes que ser consciente de lo que están haciendo otros, aplaudir sus esfuerzos, reconocer sus éxitos, y animarlos en sus actividades. Cuando nos ayudamos unos a otros, todo el mundo gana. Jim Stovall

miércoles, 19 de marzo de 2014

El control del horario juega a favor del profesional

- ¿Cómo, que el control del horario y los accesos juega a favor del profesional?

- ¡Sí, claro!

- ¡Vamos, hombre, eso no se lo cree nadie!

- Comprendo que tu primera reacción sea pensar que los directivos deciden poner un sistema de control del horario en la empresa para tenernos más vigilados. Piensas así, porque miras la situación desde la desconfianza en ti mismo y en los empleados que trabajan contigo. Sin embargo, si desarrollas tu trabajo con normalidad, te darás cuenta que estarán favoreciendo el que las personas que trabajamos en esta empresa, podamos disfrutar más y mejor de nuestro tiempo, favoreciendo la conciliación entre la vida familiar y la profesional.

- A ver, explícate mejor…

- Es bien sencillo. Cuando una organización, por iniciativa del responsable de capital humano –que suponemos cuenta con el respaldo de la dirección general- se decide a apostar por una filosofía de rendimiento, efectividad y productividad en el trabajo de sus equipos, se puede apoyar en una tecnología como la que ofrece Cucorent para observar qué tiempo requiere cada empleado para cumplir con su trabajo dentro de su responsabilidad.

Dicho con otras palabras: Cuando conocemos el tiempo que ha requerido cualquiera de nuestros colaboradores para cumplir sus objetivos –esos que incluimos en el documento de objetivos y que luego se convierte en guión para la evaluación del desempeño- podemos ser más justos con el bonus, las vacaciones, la conciliación y la manera en que les motivamos.

- ¿y quieres que me lo crea?

- ¿y por qué no?… después de un periodo de observación y análisis en el que podríamos cruzar la información que aportan los controles de accesos en empresa con los resultados de trabajo, obtendríamos unos indicadores bastante valiosos del nivel de “presencia efectiva” requerida para un desempeño satisfactorio. En vez de combatir el absentismo, se trata de premiar al que trabaja bien y en el menor tiempo posible, teniendo un mejor uso y control de las horas trabajadas. Cuando un profesional y/o su equipo logran los objetivos pactados en menos horas, queda demostrada su efectividad como profesional y equipo, y la empresa cumple con las políticas de conciliación.

- O sea, ¿insinúas que esto nos permitiría pasar menos tiempo en el trabajo si vamos cumpliendo con nuestras responsabilidades?, ¿que en vez de combatir el absentismo, se trata de premiar al que trabaja bien?

- ¡Eso mismo! Trabajas lo necesario, cobras lo acordado en contrato y además, disfrutas de tu vida. Imagina que con trabajar seis horas, en vez de ocho, fuese suficiente para acometer todo tu trabajo. Lo que pasa es que para que esto sea una realidad, debemos tener la valentía de abandonar victimismos y tomar absoluta responsabilidad de nuestro desempeño, cambiando nuestra actitud y desplegando nuestra profesionalidad al máximo; es una buena manera de recuperar los valores perdidos desde nuestro compromiso y no desde nuestro bolsillo.

- Visto así, supondría un cambio cultural, para bien, en muchas empresas…

- Pues depende de nosotros y de nuestra actitud que así sea. Basta con poner los medios técnicos en buen uso para lograr el objetivo de mantener nuestros profesionales en positivo desde la filosofía del Win-Win.

Aquí tienes más información de estos medios técnicos.

viernes, 8 de febrero de 2013

Nuestra falta de Valores es así... ¡Ya basta!


Hace unos meses, CanalCEO publicó un artículo que escribí en el que hablaba de los valores perdidos. Un texto en el que compartía la necesidad de tomar conciencia de la necesidad de volver a los valores, de revisarnos nosotros mismos y de empezar a ser nosotros, en primera persona, los que empecemos a vivirlos en nuestro día a día, comportándonos desde ellos. Su título, Los valores perdidos, es en cierto modo una denuncia y a la vez una llamada de atención para entrar en responsabilidad e iniciar el camino de recuperarlos.

Entre los comentarios a mi escrito, me he encontrado este texto que nos ha dejado Mª Carmen Camacho Gil y que escribió de Jose Antonio Flores Vera, una historia que refleja la más absoluta y fiel realidad de nuestra sociedad, esa que tanto protesta y se queja de la situación económica, esa que tanto critica a la clase política, esa que antes ve la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio.

He aquí el texto sobre el que podríamos empezar a reflexionar y cuestionarnos si tenemos lo que nos merecemos:

(Conversación entre dos amigos en la barra de cualquier bar, cualquier día de la semana de cualquier año, de cualquier población –todos los nombres son ficticios-)

- ¿Qué vas a tomar?
- Una Alhambra especial
- Por favor, dos Alhambras especiales
- Oye, ¡cuánto tiempo sin vernos!
- Sí, ya era hora que echáramos unas cervezas y charláramos.
- ¿Cómo te va?
- No me puedo quejar. Sigo aún con el taller en el pueblo. ¿Y tú?
- Bueno, pasé por el tribunal médico y me dieron la invalidez gracias a Juan Solá, el abogado del pueblo, pero sigo atendiendo el negocio con mi mujer aquí en la capital.
- Has hecho bien porque está muy jodida la situación. Yo tenía a tres trabajadores contratados en el taller, pero hablé con ellos y llegamos a un acuerdo de despido, pero siguen trabajando.
- ¿Están despedidos y siguen trabajando?
- Sí. Nos viene bien a todos: yo me ahorro los seguros sociales, que son altísimos y ellos cobran el paro y el sueldo, pero claro les pago menos que cuando tenían contrato. Todos contentos: Ellos ganan más y yo también.
- ¿Y si te enganchan?
- ¿Quién va a pasar por el pueblo? Además, los tres talleres del pueblo hacemos lo mismo y no nos vamos a denunciar unos a otros porque nos perjudicaríamos.
- ¡Ah¡ vale! A nosotros, en el negocio, un día nos visitó un inspector de trabajo y, por suerte, yo me encontraba en la puerta del local, fumando un un cigarrillo.
- ¿Pero estaría tu mujer?
- No, que va, el negocio en realidad lo llevo yo, pero les dije que lo regentaba mi mujer, que es la que aparece en los papeles, y que yo estaba allí ocasionalmente porque ella había salido un minuto a un asunto urgente. Suerte que al ‘panchito’ que tengo allí sin contrato estaba ese día en el médico..
- ¿Y se lo tragó?
- Al parecer sí. De hecho se fue y no ha vuelto más. Pero sí, me acojoné un poco ya que si el inspector no se traga aquello nos multa y a lo mejor hubiera perdido yo la paga. Al menos eso me dijo Juan Solá.
- La verdad, es que estos inspectores son unos crédulos o a lo mejor es que están desmotivados porque ganan menos. Total, para lo que hacen, mucho ganan aún.
Hablando de inspecciones, mi hija pequeña estuvo a punto de perder la beca porque alguien fue por ahí contando que el taller no estaba declarado y nos daba muchos ingresos y tal. Desde ese día le he prohibido que vaya con su BMW X1 y su iPhone 5 a clase.
- ¿Y qué pasó?
- No nada, no se pudo demostrar lo que decía el cabrón anónimo ya que lo tengo bien atado. La niña sigue cobrando todos los años la beca máxima, unos 5.000€, que son para ella solita.
(Irrumpe un tono de teléfono móvil: ¡¡¡Por mi hija maaaaato!!!)
- Tío, que me he llevado un repullo con ese tono de la tipa esa de la tele ¿cómo se llama…?
- Sí, la Esteban, esa sí que es lista, jeje, perdona, que es un proveedor. ¡Oye, que significa esa factura con IVA del otro día! ¿Cómo? Nada de eso. Me la emites de nuevo sin IVA o no cobras…sí, hasta las seis estoy allí. Hasta luego.
-  ¿Te quieren meter el IVA?
- Sí, se lo he dicho al tío de las pizzas mil veces y sigue dale que te pego con el IVA de los… y para colmo ahora que lo han subido los chorizos estos del Gobierno.
- Sí, vaya mierda de país, con tantos impuestos.
- Por cierto, sabes que me he comprado un Audi.
- ¿Sí ¿Cuál?
- El Q7
- Joder ¡el que llevan los futbolistas!, que pedazo máquina… te habrá costado un pastón.
- Sí, es caro, pero me he ahorrado una pasta. Si quieres te digo cómo.
- Dime, dime…
- ¿Tienes a algún minusválido en tu familia o a alguien de confianza que lo sea?
- Pues no sé, tendría que verlo…
- Yo lo he puesto a nombre de mi padre que, como sabes, tiene una gran minusvalía. Me he ahorrado el Impuesto de Matriculación, me han hecho una rebaja en el concesionario, no pagaré jamás el Impuesto de Vehículos al Ayuntamiento y, para colmo, aparcaré donde me salga de los güevos, en cualquier plaza de aparcamiento reservada para minusválidos ¿Por qué te crees que hay tanto coche de gran cilindrada con el cartel de minusválido en las calles?
- Estás en todo, macho, pero ¿se tragarán que tu padre conducirá eso con 80 años siendo minusválido?
- Éstos del Ayuntamiento se lo tragan todo. Por cierto, hablando del Ayuntamiento ¿te has enterado lo del alcalde del pueblo? ¡Qué cabrón! ¡Que bien amañado lo tenía todo!, ¡Qué poca ética! A mí me extrañaba que la recogida de basura siempre la ganara la misma empresa.
- Sí, ¡Qué cantidad de corruptos nos gobiernan! Y para colmo hay que sostenerlos a todos. ¿Y el asunto de ese que era presidente de la Junta, dándole un pastón a la empresa de la hija?, por no hablar de las comisiones del niño… que manada de corruptos, ¡vaya mierda de país!
- Ni que lo digas, vaya país de sinvergüenzas y corruptos nos gobiernan. No hay que votar a ninguno, que son todos iguales. Van a lo que van.
- Oye, quieres otra cerveza.
- Sí, si, vale. Pero disculpa un segundo, que voy a asomarme a ver el coche, que está en segunda fila.

Es el momento de empezar a jugar limpio, es el momento de volver a los valores y comenzar a ser ejemplares, a comportarnos con rectitud, de denunciar lo que está mal siempre y cuando tengamos la valentía de reconocer nuestras artimañas y falsedades.

Si queremos recuperar los valores perdidos, tendremos que empezar en casa, dentro de cada uno, en nuestro entorno inmediato.

Gracias Carmen y José Antonio por tan clarificadora historia. Sin duda, tenemos lo que nos merecemos... sin embargo, estamos a tiempo de rectificar.

¿Cuando vas a empezar a ser el cambio que quieres en el mundo?, ¿Cuándo vas a dejar de quejarte de otros que hacen lo mismo que tu haces?, ¿cuándo vas a dejar de culpar a los demás de tu problema?, ¿cuando vas a empezar a comportarte de forma responsable?, ¿cuándo vas a darte cuenta del daño que generas con tu comportamiento?, ¿qué vas, a esperar a que empiecen los demás a cambiar para cambiar tu?, ¿qué vas a hacer con tu ego, con tu soberbia, con tu prepotencia?, ¿vas a seguir quejándote sin siquiera mirarte a un espejo?, ¿que te falta para ser capaz de reconocer que tampoco tu juegas limpio?

Espero que nos sirva para reflexionar.


viernes, 28 de septiembre de 2012

Sencilla recopilación


En un reciente encuentro de trabajo, uno de mis interlocutores me preguntaba por un poco de mi historia como profesional del desarrollo del potencial de las personas. Si bien no nos debe generar reparo cuando lo hacemos con humildad, hablar de uno mismo, siempre es difícil. Justo después se me ocurrió hacer un pequeño compendio de algunas de las entrevistas, artículos, vídeos y menciones que me han hecho en este tiempo. 

Así pues, después de bucear un poco por internet, comparto contigo algo de lo que ha encontrado de sí mismo este que escribe. Confío que esto que te ofrezco con llaneza y humildad te simplifique la labor de conocerme si eso era lo que deseabas. Mi intención es sólo facilitarte el trabajo de búsqueda y que aproveches tu tiempo al máximo. 

Vídeos:
- En el Centro de Innovación del BBVA, una entrevista realizada el 25 de septiembre de 2012, antes da dar comienzo a una Conferencia-Didáctica sobre los Valores Universales y el Amor en los profesionales de empresa.

- Extracto de la conferencia "Modelo de Confianza", ofrecida el 14 de diciembre de 2011, en ICADE Business School, junto a Pilar Fernandez Zanca. 

- Breve montaje con algunos cortes de un taller que ofrecí en marzo de 2010 en el Centro del Cantizal, perteneciente al Ayuntamiento de Las Rozas. En este corto abordo los modelos mentales y los sistemas de creencias.

- Este vídeo recoge una Jornada de Abrazos, una actividad resultante de uno de los talleres que realizo. La llevamos a cabo el 28 de junio de 2008. ¡La experiencia fue impresionante! En esta reseña, explican algunos detalles de aquella jornada y qué sucedió hasta que tomó cuerpo. 

Entrevistas:
- En Liderazgo y Empresa, publicada el 27 de agosto de 2012, hablo de la importancia del AMOR y los VALORES UNIVERSALES en el mundo de la empresa.

- En el Blog de Marta Ortega, publicada el 24 de mayo de 2010, hablo de la necesidad de llevar el coaching a todas las capas de la sociedad, aunque se trata de una entrevista más sobre mi persona.

- En Un Mundo Por Descubrir, publicada el 27 de marzo de 2009, hablo de los grandes beneficios que aporta el coaching en periodos de adversidad.

Artículos Publicados On-Line:
- El Diario Digital de León publica Los Valores Perdidos, un artículo que había sido publicado previamente por CanalCEO en noviembre de 2012. La acogida del artículo es muy buena. 

- CanalCEO me invitó a escribir sobre el Pensamiento Positivo y publicó el post en su web en junio de 2012. Posteriormente, publicaron un nuevo texto sobre Las Cinco Pautas del Pensamiento Positivo; esto fue en julio.

- En KnowSquare (Libro Abierto de la Actitud), publicado el 22 de marzo de 2012, escribo partiendo de una pregunta: "¿Cabe el amor en las empresas?" y también el 5 de junio de 2012, como continuación al anterior escribo: "¡Sí, la virtuosa actitud del AMOR cabe en las empresas!"


- Reseña publicada por el IE Business School en relación a una conferencia que ofrecí sobre El Arte de Pensar en Positivo, el 21 de enero de 2011.

- En Revista Ideas - IE (IE Business School), nº 114, me publican un breve escrito sobre el tema "El Arte de Pensar en Positivo"

- En el Periódico Liberal comento una aleccionadora anécdota que viví el 11 de junio de 2010. El artículo lo publicaron el 23 de julio de 2010.

- La web del MDI - Master de Dirección Inmobiliaria de la E.T.S. Arquitectura, me publicó un artículo el 10 de abril de 2010 en el que explico Qué es Coaching

- En el Periódico Liberal hablo de Coahcing Sin Fronteras. Es un artículo publicado el 1 de junio de 2010.

Menciones:
- En su Blog "tu.deinflexión", José Luis Sordo escribe el 28 de septiembre de 2012 un post titulado El Valor de las Personas por Encima de Todo. Con generosidad me menciona como inspirador de su escrito. ¡Gracias José Luis!.

- Francisco Alcaide, en su Blog personal, publica el 25 de junio de 2012 un post en el que hace mención a un comentario que hice a otro post suyo. Con el título Nunca Hagas un Negocio con una Persona Mala, Francisco escribe de nuevo e incorpora mi comentario. ¡Gracias, por incluirme en tu post; todo un privilegio!

- El Club Comillas de Postgrado (ICADE-ICAI), dentro de su apartado Actividades, publica una reseña de la clase magistral que sobre Coraje Frente a la Adversidad tuve la oportunidad de ofrecer el 10 de abril de 2012.

...y esto es todo por el momento.

A todos los que habéis dedicado un tiempo a visitar mi blog, muchas gracias por vuestro interés. Confío que hayáis encontrado lo que buscabais.

Un abrazo lleno de afecto.
B.

viernes, 17 de agosto de 2012

Me lo digo a mi mismo...


Quiero compartir con vosotros este texto que escribí en agosto de 2009, un año  que supuso un punto de inflexión en mi vida pues en él hice el Camino de Santiago. Era mi discurso interior.

Dice así:
Aún queda mucho por hacer, mucho por recorrer, mucho por suceder, mucho por aprender. Sé perseverante. Aunque a veces tengas dudas, mereces cosas buenas, claro que sí, …claro que las mereces, y van de camino hacia ti.

Deja de esperar, ponte en acción, continua en el perseverar, ponte en frecuencia de recibir, todo te llegará, esa es la manera de pulverizar tu ansiedad. Eres un ser único e irrepetible y eso te hace excepcional, eres un ser genial; sólo por ello, mereces lo mejor.

Cuando el cansancio te invada, considéralo normal, detente y tómate un respiro, tan largo como precises y tan breve como convenga.

¿Tienes tu objetivo claro?, entonces pon tu energía en él y esfuérzate en vivir el presente absoluto, donde todo sucede siempre por primera vez y los miedos desaparecen porque está permitido equivocarse.

Y continua dándote aquello que te genera bien-estar para estar bien por duplicado; por un lado porque te proporciona una sensación de serenidad duradera en el tiempo, por otro porque podrás compartir esa sensación con los demás, y eso te hace grande, te convierte en doblemente generoso, para ti y para los otros.

Ten siempre una sonrisa dispuesta para reglar, por difícil que pueda ser el momento que atraviesas, siempre hay quien está peor y merece tu sonrisa, le animarás; y si encuentras alguien que está mejor que tú, regálale la misma sonrisa, que vea que estás feliz en el presente; recuerda, estás aprendiendo, dale la oportunidad que aprenda también de ti.

Deja de compararte y deja de juzgarte. ¿Para qué lo haces?, sé consciente de lo mucho que te frenas si piensas así. Tu llevas tu propio ritmo, ni es mejor ni peor, ni es rápido ni lento, …es simplemente tu ritmo.

Si te queda algún RE-sentimiento, deja de volver-a-sentir aquello que tanto de dolió. Cuando te liberes de esa repetición emocional empezarás a notar la liviandad del fluir.

Sé original, vuelve a los orígenes. Tu alegría es motivo de alegría, tu tristeza es motivo de tristeza …¿qué quieres que se lleven de ti?, ¿qué huella quieres dejar en todos los que te rodean? …entonces sé consecuente con tus actos y recuerda que la felicidad es el estado natural del ser humano, ¡contágiala!

¿Y tu autoestima?, ¿y la de los demás?. Pregúntate cómo y quién sería esa persona con la que te cruzas si le faltase la adulación que recibe de los demás y que en ocasiones también busca para justificar su autoconfianza, …y pregúntaselo también a tu propia persona, a ver qué respuesta te das.

Fomenta tu propia lealtad, dite más a menudo; cultiva tu auto respeto y se responsable de tus actos. Dejarás de temer la derrota cuando dejes de querer la victoria.

Haz las cosas con nobleza y con intención limpia dando lo mejor de ti, es la mejor manera de que salgan y que además salgan bien, y si se atascan es que tenía que ser así, agradécelo.

Cuando tengas una satisfacción, compártela y será el doble; cuando tengas una pena, copártela y será la mitad …y en el camino crea espacio para que los demás puedan crecer en buena compañía, la que ofreces.

Sé exquisito con tus palabras ya que con ellas puedes hacer mucho daño o mucho bien; deja de tomarte las cosas personalmente o ¿es que eres más importante que el resto de los mortales?; evita juzgar gratuitamente, indaga antes, y evitarás que te juzguen, y haz siempre el máximo que esté dentro de tus capacidades.

Cuando dejes de crecer, habrás muerto. Mientras tanto, aprende, vive a tope el presente, comprométete con un propósito de vida y trasciende desde la bondad de tus acciones. Acuérdate de continuar descubriéndote para saber quién es el ser que eres; haz todo esto día a día: descubrirás la felicidad.

Agosto de 2009.
Un abrazo.


P.S: Confío que nos inspire a todos de cara al esfuerzo que nos queda de aquí en adelante.